domingo, julio 27, 2008

Raúl Castro este 26: Sin promesas, pero con resultados

Los libelos, los que huyen de la luz, solo destacan las "pocas promesas" que hizo Raúl este 26 de julio en Santiago de Cuba, mientras obvian hechos tan trascendentes que él recordó, como que en 1953 (año del asalto al Moncada) la esperanza de vida en Cuba era de 59 años, casi 20 menos que hoy, cuando los cubanos viven casi cinco años más que el promedio de los latinoamericanos y caribeños. ?Acaso no sería esa una realidad que querrían para sí cientos de millones de seres en este mundo y que Cuba ha logrado en medio de un bloqueo de medio siglo?

La Revolución y sus líderes no acostumbran a hacer promesas. Sin embargo, los resultados hablan por sí solos. Por ejemplo, un derecho humano tan elemental como el acceso al agua potable, según datos del Bnco Mundial, 45% de la población mundial carece de un acceso directo a este servicio..... Y Raúl no se refirió a que casi el 96% de la población cubana tiene acceso al agua potable, pero sí habló de las millonarias inversiones para ampliar este servicio a toda la población santiaguera y otras comunidades y la continuidad del plan de construcción y mejoramiento de los viales, sin recordar tampoco que tras el triunfo de la Revolución- se creó una red vial de 52 mil 201 kilómetros de carreteras y caminos, de los cuales 17 mil 112 fueron pavimentados, lo que significó un crecimiento de más de cinco veces en relación con lo que había en enero de 1959.

Esa red incluye carreteras construidas para comunicar apartadas zonas, como el acceso de Guantánamo a Baracoa por el viaducto de La Farola, obra monumental, símbolo de la ingeniería cubana y de decisiva importancia económica y social.

En medio de la crisis mundial económica y de cambio climático, empleo irracional de energía y crecientes problemas diversos, que impactan a todas las naciones y particularmente, en forma dramática, a las del Tercer Mundo, Raúl subrayó que la Revolución Cubana ha hecho y continuará haciendo lo que esté a su alcance para reducir al mínimo las consecuencias para la población, de la actual crisis mundial, y alertó la necesidad de explicar oportunamente al pueblo las dificultades.

En Cuba no funciona la politiquería ni el engaño ni las promesas. Hay realizaciones, resultados, de los cuales nos sentimos orgullos y defendemos con uñas y dientes.

1 comentario:

Andy dijo...

Saludos desde Argentina! Visite Cuba y pude ver como es la vida alli ... seguramente a mi como a mucha gente que nacio y se crio en un pais capitalista le seria muy dificil adaptarse a la vida en Cuba porque estamos acostumbrados a tener miles de cosas que no necesitamos y tenemos el vicio del consumismo estupido...
Viva Cuba... Viva el valor de su gente!!!
Saludos.
Andrea.

Blogalaxia